La moda vintage: Low clothes

Lo ‘vintage’ está de moda. Desde los años 50 se comenzó a popularizar el comprar prendas de segunda mano a raíz del crack del 29, pues se comenzó a donar prendas o a venderlas para recaudar fondos para los más necesitados. A partir de esa época se hizo moda y hasta comenzó a usarse de forma reivindicativa y como movimiento de rebeldía. Muchas personas veían la ropa que ya había usada como nido de gérmenes, o simplemente de mal gusto. 

Hacia los 60 y los 70 comenzó la eclosión de tiendas vintage en ciudades como Nueva York o Berlín, donde existe una larga tradición de reutilizar moda u otros objetos, como muebles. Muchas personas, cuando dejan de querer alguna cosa, es habitual que lo dejen en la calle con un cartel: ‘Zu verschenken’ (para regalar). Además, muchas tiendas de ropa vintage ‘al kilo’ se popularizaron en la ciudad alemana, convirtiéndose ahora en una de las capitales de la moda vintage. 

Según los datos de WWF, el mercado de la ropa ‘pre-loved’ ha crecido en un 16% respecto al 3% del mercado de ropa de primera mano. Y es que el ‘slow fashion’ ya no es sólo una opción sostenible y comprometida con el medio ambiente, sino que además está de moda.  

Ahora es aún más fácil hacerse con piezas únicas gracias a plataformas como Wallapop, Vinted, Micolet… Y en tiendas físicas encontramos diferentes en cada ciudad, como por ejemplo Humana, una fundación que recoge ropa donada y la vende para recaudar fondos para diferentes causas sociales. Además, en cada ciudad podemos encontrar diferentes tiendas con artículos ‘vintage’. Por ejemplo, en Valencia tenemos algunas como Flamingos Vintage Kilo, Santa Bárbara, Aiecle, Santo Espíritu… Hoy, desde Purpurina Magazine nos hemos unido a una pequeña empresa de ropa vintage que está comenzando muy fuerte: ‘Low Clothes’. Os dejamos a continuación nuestra propuesta.

Artículo por Mar de Garrido

Fotografía y edición Rosell Mongay

Staring Mar de Garrido y Moisés Mercado

Dirección artística Purpurina Magazine

En colaboración y ropa de Low Clothes.