Sant Jordi: un libro y una rosa

Cada 23 de abril se celebra el día del libro. En Cataluña, esta festividad se celebra de una forma muy particular: el día de Sant Jordi, es tradición regalar un libro y una rosa. Hoy, os contamos de dónde viene esta peculiaridad.

Según cuenta la leyenda, en Montblanc, un dragón aterrorizaba la ciudad con su voraz hambre. Los habitantes decidieron entonces realizar sacrificios para alimentarle mediante un sistema de azar, y un día, la suerte decidió que la princesa fuera la desafortunada. Cuando ésta se dirigía a su funesto destino, un caballero llamado Sant Jordi se ofreció a matar al dragón, liberando a la princesa de una muerte segura y a los habitantes de la ciudad del horror al que estaban sometidos. De la sangre que se derramó al matar al dragón, creció un rosal con exuberantes rosas rojas que ofreció el caballero a su princesa.

Esta leyenda, además, está representada en la Casa Batlló de Barcelona, a través de un dragón en las tejas atravesado por la espada de Sant Jordi. Cada 23 de abril, se llena de rosas en alusión a la fantástica leyenda.

Casa Batlló. Créditos: Catering L’Empordà

Mar de Garrido.