Las tendencias ‘cheugy’

¿Pensabas que habían pasado de moda aquellas prendas que aborrecimos hace años? Las llamadas ‘tendencias cheugy’ son aquellas que dejamos atrás y que ¡sorpresa!, van a volver.

Las tendencias ‘cheugy’, que traducido literalmente significa ‘hortera’ o ‘desfasado’, son ese tipo de modas que aparecen de repente, tienen un ‘boom’ y luego desaparecen al igual que habían venido. Seguro que conocéis algunas, como las botas UGG, los chándales de terciopelo tan dosmileros (cómo olvidar los míticos conjuntos de Juicy Couture), los pantalones de tiro bajo, los zuecos, los anillos de colores estilo ‘funky’ de plástico o de plastelina, los collares y las pulseras veraniegas de abalorios …

Aunque la mayoría de estas tendencias, como el tiro bajo o las UGG, tenemos miedo de que vuelvan, no tardaremos mucho en volver a buscarles cabida en nuestro armario.

Desde luego, algo que veremos este año serán las botas UGG marrones que tanto llevamos hace una década, e incluso en su forma de ‘slippers’: lo que está claro, es que estos zapatos ‘ugly’ vuelven este año.

© Instagram @hoskelsa

Como ya sabemos, algo que lleva ya un tiempo en tendencia es la estética ‘Y2K’. Desde luego, casi todo lo que conforma esta estética dosmilera es ‘cheugy’, desde los chándales, el tiro bajo, las minifaldas (que ya estamos viendo en tiendas como Bershka), los bolsos baguette o las belly chains, son prendas y accesorios que estamos viendo a diario. Muchas veces, esta tendencia considerada por muchos como hortera, puede incluso rozar lo ‘kitsch’, especialmente en looks muy sobrecargados y con tenencias ‘cheugy’ como la logomanía, que comenzó a estilarse en los noventa y que continuó siendo muy llevada en los dosmil.

“En la era de las redes sociales, los logos y la logomanía son un win-win para la marca”

WGSN: Pronósticos de Tendencias & Datos Analíticos

¿Continuarán triunfando este 2022 las tendencias más hortera de hace años? Lo cierto es que parece que esta tendencia que se originó en TikTok parece que rescatará alguna que otra prenda olvidada más.

Artículo por Mar de Garrido.